miércoles, 15 de abril de 2015

CONCURSO LITERARIO

Aquí tenéis los dos relatos ganadores del Concurso:


TENIS PROGRESIVO

Había una vez un niño muy pobre al que le encantaba el deporte que su primo David Ferrer le había enseñado, el tenis. Algunas veces cogía su raqueta que había cogido de la basura y su pelota vieja y jugaba con su mejor amigo Rafael Nadal, o como dice él, Rafaelus.

Era muy bueno solo a la edad de diez años, Rafa y él consiguieron una beca en la escuela profesional de tenis. Como eran pobres estaban indecisos de ir o no ir, cuando les dijeron que si ganaban un trofeo contra los estudiantes, ¡ sería gratis!

Fueron ganando uno a uno, todos los partidos. Las semifinales del único torneo no ganado eran Djokovic vs Nadal y Federer vs SIN NOMBRE.


Fueron DIFICILÍSIMAS, pero consiguieron ganar los dos. En la final, SIN NOMBRE y NADAL se enfrentaron. Estuvo reñido pero al final gano SIN NOMBRE ¡ DE UN GOLPE SECO! Ahora el chico con nombre nuevo, Charles, es CAMPEÓN.

Carlos Chirivella.




EBRIE, UN VIAJE INOLVIDABLE

Esto era un perro llamado Stan  y su ama, Ebrie, que vivían en Londres. El sueño de Ebrie era viajar con su perro a Hollywood, ya que sabían hacer muchos trucos (dar la patita, hacer la croqueta, sentarse, tumbarse...), Stan, aparte de todo esto, era muy buen actor al igual que Ebrie.

Ebrie después de un largo día de colegio, cuando volvía hacia su casa, vio pegado un cartel, donde ponía “busco niños y niñas de entre 8 y 13 años para un papel en una película, llamada “También hay actores de cuatro patas”. Si usted esta interesado y tiene algun perro, traigalo para ver que sabe hacer. Llame al tlf.: 555486834”

Ebrie estaba super contenta, estaba deseando llegar a casa para llamar al numero de telf. ya que estaba muy interesada. LLego a casa corriendo, se quitó la chaqueta y la mochila, cogio el tlf., marcó el numero y llamo (pi,pi,pi…) sonaba repetidamente, eran unos segundos, pero a la niña se le hacían horas, hasta que por fin se escuchó (click, ¿hola?)

- ¡Hola! - respondió Ebrie apresuradamente.Llamaba para el papel de la película “También hay actores de cuatro patas”.
- Ah, dígame ¿ cuántos años tiene? - preguntó el director de la película.
            - Yo tengo 11 años, ah y mi perro tiene 2. El también quiere hacer el casting.
- Muy bien señorita. El casting se hará en Hollywood, pasado mañana. Tranquila,  nosotros le pagamos absolutamente todo.
- ¿En serio?, muchísimas gracias por su atencion y ayuda, ya nos veremos por el estudio del casting.
- Adiós.- La niña colgó y enseguida fue y se lo contó todo a sus padres, hasta el último detalle. Estaba tan emocionada que no podía pronunciar ni una palabra. Sus padres al escuchar toda la historia dijeron a coro un rotundo “No”. a Ebrie se le pusieron los ojos vidriosos y empezó a llorar y llorar. Estuvo todos los santos días dándole la matraca a sus padres, hasta que sus padres accedieran, ella no se dio por vencida, hasta que sus padres por cansina le dijeron que sí, pero con la condición de que ellos tenían que ir. Ella al instante dijo que si. Hicieron las maletas y volaron hasta Hollywood. EL viaje fue muy tranquilo. LLegaban al casting un poco mal de hora, así es que, corrieron y corrieron y pudieron llegar. Al instante el Director dijo que el perro y ella eran lo que andaban buscando. Empezaron a grabar la pelÍcula y todo estaba saliendo genial. Cuando acabaron de hacer la película todos estaban muy contentos. Ebrie le dijo al Director que había hecho su sueño realidad. Cuando volvieron a su casa vieron que toda la familia se había reunido y habían preparado una fiesta. Después de la fiesta se fueron al estreno de la película, había miles de fans. Cuando terminaron de zampar palomitas y beber coca-cola se alegraron mucho al ver que Ebri había hecho realidad su sueño de volar a Hollywood y que la película había tenido mucho…

¡¡¡ÉXITO!!!


           
Alicia Crespo López

6 comentarios: