domingo, 30 de noviembre de 2014

Medimos sin el metro.


Parecía una tarea difícil, pero...¡lo conseguimos!

Medimos el perímetro del patio sin utilizar el metro, sólo con nuestro cuerpo. Ahora bien, luego nos dimos cuenta de que así es un lío, ¡a nadie nos lo dio mismo!



Con un poco de prisa porque ya era tarde, cogimos el metro y esta vez, sí: con una misma medida todo es más facil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario