viernes, 3 de octubre de 2014

MUEVE EL PENSAMIENTO

Aquí están los trabajos que habéis realizado:

KIJOMIAL

Hay un padre y un hijo en el aeropuerto, cada uno llevaba sus maletas el padre cogió un carro, puso su maleta y se sentó, se puso con el móvil y se puso los auriculares a escuchar música y no vió al hijo, ni  oyó que le pedía ayuda para poner la maleta en el carro y... ni caso el con el móvil, pero también se aburría y... nada, chillando pero el padre a su marcha y así toda la hora hasta que le escuchó.
Cuando le escuchó se quitó los auriculares miró a un lado y a otro y no vio al niño chilló varias veces su nombre y lo vio atascado en el ascensor pidiendo ayuda fue corriendo lo sacó y se abrazaron fuertemente.


ESCORPIONES

Había una vez un niño que estaba con su padre en el aeropuerto para irse a Londres. Como el avión tardaba en llegar el padre se sentó a esperar.
Vino un señor para guardarles las maletas, pero tardó tanto que su vuelo se fue.
Entonces el padre miró por si había otro vuelo pero no tubo suerte. Cuando ya se iban del aeropuerto, un señor que habia allí le regaló un vuelo para irse a Madrid.Y vivieron felices y comieron perdices.


LOS PICAPIEDRA
Un niño estaba de viaje con su padre una semana y cuando se acabó el viaje el niño se enfadó con su padre. Y dijo quiero más viaje y dijo el padre lo siento se acabó el viaje. Y el viaje fue en avión.

De vuelta a casa vio un avión por encima suya y recordó todo lo que había hecho en sus vacaciones. Y a la hora de dormir lo soñó y al despertarse se lo contó a su padre.

Papá me quiero ir otra vez de viaje, pero esta vez para siempre. Quiero vivir en un avión. Quiero ser piloto.


2+2
Una vez fui al aeropuerto y vi a un azafato sentado en el carro donde se ponen las maletas y el niño que estaba delante de él quería poner su maleta allí. Eso no era todo: el azafato tenía el móvil en la mano y no me hacía ni caso.

Yo le dije: "Perdone, ¿se puede apartar del carro?" Y no me respondió. Era un poco maleducado.

Al final, me enfadé y le grité: "¡Señor, quiere apartar el carro de una vez!". El azafato se apartó y pude poner mi maleta.

¡Al fin lo conseguí!

No hay comentarios:

Publicar un comentario